10 marzo 2011

Colines


Los colines son ideales para picotear entre horas o para un aperitivo acompañándolos de guacamole, tapenade o cualquier otro tipo de salsa. Son sencillisimos de hacer y a no ser que querais hacer cantidades industriales los podeis preparar con restos de otras masas de pan que hayáis preparado. Pero bueno si quereis hacer bastantes...aquí va la receta.

INGREDIENTES:
250 gr. de harina de fuerza
250 gr. de harina blanca normal
1 cucharadita de sal
310 ml. de agua templada
1 sobre de levadura de pan
1 cucharada de miel (o de azúcar)
harina fuerte o de sémola para espolvorear

Como en toda receta de pan, tamizamos las harinas, las mezclamos, junto con la levadura y la sal. Hacemos un volcán y en el centro introducimos la miel o el azúcar y, poco a poco vamos agregando el agua, incorporando la harina de las paredes. Una vez que esté la masa formada, hacemos un bola y metemos en un bol engrasado y la tapamos con un trapo húmedo. Y lo dejamos levar mínimo una hora.

Transcurrido este tiempo, en una superfície previamente enharinada, disponemos la masa y la allanamos con un rodillo, hasta conseguir un grosor de aproximadamente 1 cm. Y cortamos tiras con un cuchillo afilado de también 1 cm de ancho. Espolvoreamos con harina y tapamos nuevamente unos 45 minutos.



Transcurrido este tiempo y con el horno precalentado a 200 ºC los horneamos entre 10 y 15 minutos hasta que estén dorados. Dejar enfriar y listo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada