16 mayo 2011

Pan enlazado de parmesano y semillas de amapola



Este pan enlazado de parmesano es ideal para todos aquellos a los que os apasiona el queso, ya que al sacarlo del horno desprende un aroma que os tentará a probarlo más de una vez mientras lo dejáis enfriar. Es muy sencillo de hacer.

INGREDIENTES

450 gr de harina  de fuerza de trigo
1 sobre de levadura seca de pan
90 gr de queso parmesano rallado
1 1/2 cucharaditas de sal
25 gr de margarina a temperatura ambiente
2 cucharaditas de mostaza en polvo (la típica lata amarilla de Colman's Mustard)
300 ml de leche y un poquito más para glasear
semillas de amapola para espolvorear


Tamizamos la harina y le añadimos la margarina y la sal. Mezclamos hasta obtener una textura arenosa. A continuación incorporamos la levadura, el queso y la mostaza en polvo y mezclamos bien. Realizamos un hueco en el centro a modo de volcán y vamos vertiendo, poco a poco, la leche templada hasta que toda la harina de las paredes se haya mezclado. Cuando obtengamos una textura blanda la disponemos sobre una superficie enharinada.

La amasamos unos 5 o 10 minutos, hasta obtener una masa homogénea. Colocamos la bola de masa en un bol engrasado previamente con aceite y lo tapamos con un trapo húmedo durante una hora y media.



Pasado este tiempo sacamos la masa del bol y la aplastamos sobre la superficie de trabajo para que saque el aire. La dividimos en dos partes y de cada porción hacemos un tipo "cuerda". Ponemos una al lado de la otra, y las enlazamos una sobre otra, girando. Pinzamos amos extremos y lo colocamos sobre papel de hornear en una fuente.

Volvemos a tapar con el trapo húmedo y dejamos reposar unos 30 minutos. precalentamos el horno a 190ºC.

Pasada la media hora, pincelamos con leche la superficie de nuestro pan y espolvoreamos con semillas de amapola. Lo introducimos en el horno unos 30-35 minutos. Si vemos que en los últimos minutos se dora demasiado, lo podemos cubrir con papel de plata.



Cuando su base suene hueca, lo sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla, y listo!!!!!

Ah!!! si os gustan los quesos más suaves, podéis hacerlo con gouda, cheddar o un semicurado tipo manchego. Espero que os guste!!

9 comentarios:

  1. mmmmmmmmmmmmm...........lo he probado y está de vicio, por lo menos para mi que me encanta el queso!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola

    me encanta tu presentación y tu receta, con permiso me anoto la misma

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado esta trenza,se ve buenisima,me quedo de seguidora que he visto recetas riquisimas.
    Bss Esther

    ResponderEliminar
  4. Te quedó bárbaro.La semillas le dan un toque de gracias,así tan crujientes ellas.me gustan muchísimo en los panes.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Me encanta este pan...y encima con esta forma que siempre me a gustado mucho...me llevo la receta....
    besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Que perfección de pan! Me encanta. Al final entre todos vais a conseguir que me anime a hacerlos. Bss

    ResponderEliminar
  7. Buenos días!
    Qué buena pinta, te ha quedado el pan muy bonito. Además con parmesano, seguro que está riquísimo con un poco de AOVE :D

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Qué delicia de pan!! Gracias por compartirlo!

    bessiss

    ResponderEliminar
  9. Este pan tiene que ser una locura de sabor. No solo es bonito así trenzado sino que la textura, que se aprecia en el corte, es magnífica.
    Me lo comía enterito sin nada, el solo.

    Besos.

    ResponderEliminar