05 marzo 2012

'Quelitas' caseras de sésamo


Estas galletas ligeramente saladas, conocidas principalmente por el nombre de la marca que las comercializa, así como por galletes d'oli (galletas de aceite), o galletas de Inca, son perfectas para la merienda, tentenpié o para aperitivo. A los que no las conozcáis os diré que están en casi todas las despensas de Mallorca, así como que nunca faltan en la maleta de un viajero mallorquín, como la base principal de su kit de supervivencia. Así que, ¿por qué no hacerlas caseras?

Originalmente se crearon como pan duradero para las largas travesias en barco. A ver que os parecen!!!
He hecho esta versión integral con sésamo, que le da un sabor extra. He hecho la receta para unas 45-50 galletas, aunque hablando de quelitas, tal vez encontréis que son pocas... con lo que enganchan!!!!!

Son fáciles de hacer y no necesitáis un molde especial, con cualquier tapón de botella de plástico os sirve, así de sencillo.



INGREDIENTES

125 gr harina de trigo integral
80 gr harina de trigo de repostería
70 gr harina de fuerza
70 ml de aceite de oliva
95 ml de agua templada
1 cucharadita de sal
1 sobre de levadura seca de pan
2 cucharadas colmadas de semillas de sésamo

Tamizamos las dos harinas blancas y mezclamos. Le añadimos la integral y la levadura, así como las semillas de sésamo. mezclamos bien. Añadimos la sal. hacemos un hueco en el centro y vertemos el aceite y posteriormente, el agua, poco a poco, recogiendo la harina de las paredes hasta conseguir una masa homogénea.

La volcamos sobre una superficie enharinada y la amasamos hasta que obtengamos una masa lisa. la colocamos en un cuenco con el fondo enharinado y tapamos durante dos horas, en un lugar cálido, con un trapo húmedo. (Pensad que si en vez de integrales las hacéis blancas, el tiempo de levado se reduce considerablemente)



Precalentamos el horno a 170ºC.

Pasado este tiempo, estiramos la masa con la ayuda de un rodillo sobre la superficie enharinada. Hasta que obtengamos un grosor de unos 0'5 mm aproximadamente.  La pasamos a la fuente de horno sobre papel vegetal. Cogemos un tapón de botella de plástico y marcamos nuestras galletas. Veréis como poco a poco esa figura redonda se convierte en alargada. Cogemos un punzón o tenedor y pinchamos en el centro de cada galleta.  Retiramos la masa sobrante y horneamos durante 20 minutos. Con la masa restante hacemos de nuevo una bola, la allanamos y volvemos a marcar galletas como anteriormente hemos hecho, así hasta acabar con la masa.

Después de los 20 minutitos estarán listas para comer. He comprobado que si no os las coméis recién hechas, tienden a ablandarse, así que esta vez he optado por una vez frías, volverlas a hornear (doble horneado) a 200ºC durante 10 minutos, y quedan crujientes más tiempo. 

Espero que os gusten!!!!!

32 comentarios:

  1. ummmm, ¡pero qué ricas!!!
    Me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. que maravilla¡¡¡ me la voy a guardar en pendientes y cualquier día de estos los hago ya te contaré a ver que tal me salen.
    besoss guapa
    feliz semana

    ResponderEliminar
  3. Qué buenas!!! nunca he intentado hacerlas, pero parecen fáciles!!! ;)

    ResponderEliminar
  4. Yo también las hago alguna vez! te han quedado perfectas!

    ResponderEliminar
  5. Que gracioso lo del tapon de botella, nunca se me hubiera ocurrido. No las conocia, solo he estado una vez en Mallorca y no las recuerdo, tienen una pinta estupenda. Besos

    ResponderEliminar
  6. They seem so yummy!Have a lovely week,dear!

    ResponderEliminar
  7. Te han quedado perfectas, muy buena receta, me quedo con ella. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  8. Elles sont trop mimi, vraiment trop mignonnes, bravo!

    bisous

    ResponderEliminar
  9. Que gracia, que originales!! nunca me había planteado que se pudieran hacer! Te cojo la receta para probarlo.
    Bss.
    Susanna.

    ResponderEliminar
  10. Qué bonitos, me encanta cómo te han quedado. Besos

    ResponderEliminar
  11. Apetitosas!! y además tan bonitas...

    ResponderEliminar
  12. Hace mucho que no las tomo y, sin embargo, me encantaban. ¡Gracias por recordarme su existencia! Un beso

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué bueno! Mis hermanos se vuelven locos con estas galletas, las echan muchas veces en el gazpacho pero además también en las cremas de invierno. No sabía que eran tan fáciles, mil gracias por la receta porque la pondré en práctica seguro. Besotes

    ResponderEliminar
  14. Oh!! si son perfectas!! me encantan, integrales y con sésamo, me has dejado asombrada. Besitos

    ResponderEliminar
  15. Siempre las he comprado...gracias por la receta...besos

    ResponderEliminar
  16. Els records que em porten... quan era petita me les menjava de dos en dos i ara val més que no les compri perquè encara doblaria! M'emporto la recepta,t'han quedat perfectes i amb sèsam.... aixo s calité calité eh ;)
    Petons!

    ResponderEliminar
  17. Que culas, te han quedado geniales, tiene que estar muy buenas, tomo nota ahora mismo besos

    ResponderEliminar
  18. Las adoroooo!!!! en casa nunca faltan porque si no parece que la despensa está a medias, a ti te han quedado perfectas, que pena no poder alcanzarlas!!! un besito

    ResponderEliminar
  19. Que facilitas parecen. Lo del tapón de una botella me ha encantado.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Que novedosas...... se ven muy ricas.....
    Besis.

    ResponderEliminar
  21. Gràcies per visitar-me.Em quedo a fer una ronda per aqui.
    :-D

    ResponderEliminar
  22. Qué monada de galletitas!!! Y qué lindas las fotos, me han encantado!!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Pues a mi me han fascinado totalmente!!!

    Pienso hacerlas...sin duda, te quedaron preciosas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Acabo de descubrir tu blog y me ha gustado mucho!
    El pan es mi gran asignatura pendiente, o sea que me guardo tu blog para ir animándome poco a poco a tirarme a la piscina y hacer diferentes panes.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. ¡¡Qué ricas!!
    Me voy a llevar esta recetita, que a veces los que se compran me parecen un poquito secos, jajaja.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  26. M'encanta el teu bloc i les teves receptes. Ara ja tenc la rutina de mirar-ho i sempre ho segueixo quan poses un nova recepta!!! Ah... i les fotografies són un passada, només de mirar-les ja et menjaries el que veus!!! Fins aviat.

    ResponderEliminar
  27. Excelenteeee! En casa somos fans, y mira que las descubrimos llegando a Mallorca. Y es que en mi país hay unas muy parecidas y me traen unos recuerdos...al peque le enloquecen, y mira que ahora se las voy a hacer en casa, mejor que mejor! Me ha encantado lo de hornearlas dos veces...es que cuando hago crackers siempre se me ablandan, me quedo con el truco!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  28. ¡Qué ricas deben ser esas galletitas porque las he visto en muchos sitios! Y mira que hace un par de años estuve en Mallorca y no las probé. ¡Qué estupendo el truco de hornearlas dos veces! Seguro que así quedan deliciosas.

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar